Archivos Mensuales: marzo 2014

El “derecho irrenunciable” del #CanonAede y la dictadura

En el proyecto de reforma de la ley de propiedad intelectual que el gobierno ha preparado hay un aspecto que está siendo ampliamente criticado en Internet: el #CanonAede. Este se pretende establecer para apoyar a unos medios de comunicación que no están sabiendo adaptarse adecuadamente en el paso del papel a lo digital. Pero en términos evolutivos, la biología es bien clara: “adaptarse o morir”. Y si esos medios de comunicación de papel no saben adaptarse al nuevo entorno que les está tocando vivir…, pues que mueran. Como murieron los trilobites, los dinosaurios y muchas otras especies que tampoco fueron capaces de adaptarse al nuevo entorno que les tocó vivir.
Sin embargo, desde esos mismos medios, nos dicen que es muy importante para la democracia que ellos sobrevivan, porque ellos son los defensores de la democracia. No obstante, hemos observado cómo un mes antes de que saliese a la luz este proyecto de ley han cambiado los directores de 3 periódicos importantes de este país: La Vanguardia, El Mundo y El País, quienes, casualmente, llevaban una línea editorial contraria al gobierno. Como señala Enrique Dans, esto parece un asalto a los principales medios de comunicación para el beneficio del propio partido.
Y dentro de todo este control de la información es en donde se inscribe el #CanonAede. Es el premio que el gobierno da a los periódicos para poder intervenir en su línea editorial (quiero dejar claro que esta es mi opinión y no tengo datos en los que apoyarme fehacientemente). En otras palabras, para que los citados periódicos no sean muy críticos con el gobierno, ahora que se acercan elecciones. Y como hemos comprobado con la política de recortes que nos ha impuesto la Unión Europea; estas elecciones son las más importantes. Ya que dependiendo del signo político que haya en Europa, las leyes europeas irán en una dirección o en otra. Y esas leyes están por encima de las leyes nacionales, como ya hemos comprobado en más de una ocasión.
Pero imponer el #CanonAede no es algo sencillo, como se ha visto en el fracaso de otros países europeos (Bélgica, Francia, Alemania). Por eso aquí añadieron la coletilla “derecho irrenunciable”. Con mucha alegría, el gobierno pensó que de esta forma ya tenían asegurado el #CanonAede. Como es irrenunciable, los agregadores tienen que pagar sí o sí. Y de esta manera, los que no sean miembros de CEDRO (sociedad encargada de cobrar el canon) no cobrarán, y CEDRO repartirá entre sus miembros como mejor le parezca. Por lo que se deduce que los componentes de AEDE, que son miembros de CEDRO, serán los principales beneficiados, que es lo que se pretende con este proyecto de ley (nuevamente, esta es mi opinión y no dispongo de datos que lo confirmen).
El problema viene cuando analizamos lo que significa “derecho irrenunciable”. ¿Qué significa que te obliguen a ejercer un derecho? Pues significa que no tienes libertad. Con el derecho irrenunciable lo que el gobierno hace es acabar con la libertad que una persona tiene para divulgar su trabajo de la forma que considere oportuna. Se burla de las licencias Creative Commons, algunas de las cuales sólo piden atribución, porque las ignora como si no existieran. Pero los autores tienen que tener la libertad de elegir entre ejercer un copyright o ejercer un Creative Commons que sólo pide la atribución (o cualquier tipo de licencia Creative Commons de la gran variedad que existe). Y lo que indica más claramente: que el “derecho irrenunciable” nos dice que ha llegado la dictadura. Sin tapujos. Porque sólo una dictadura se atreve a privar a sus ciudadanos de la libertad para elegir.
Mi padre, que toda su vida fue campesino, me contaba cómo en su juventud había un derecho irrenunciable a no trabajar en domingo. Y me contaba, entre risas, cómo algunos domingos iban a trabajar al campo porque la tierra tenía buen tempero, y cuando veían a lo lejos a la guardia civil echaban a correr procurando no perder la azada. Ya que si la benemérita les cogía, la multa era muy grande.
Así, pues, en mi opinión, si se aprueba la ley de protección intelectual en los términos que se han propuesto, será el comienzo de una nueva dictadura en España. Porque cuando un gobierno instaura un derecho irrenunciable quiere decir que nos está cortando la libertad. Y cuando no hay libertad comienza la DICTADURA.

Anuncios