Los corsarios tienen salarios millonarios

Ahora que en España está de moda la transparencia y nos hemos enterado del salario del presidente, ministros y muchos altos cargos del gobierno nos hemos enterado de que un grupo de hackers ha atacado Sony. No es la primera vez que pasa algo así. El grupo se autodenomina GOP (Guardianes de la paz). Entre otras cosas han publicado en Torrents algunas de las películas que Sony iba a estrenar el año que viene. Sony se ha defendido sembrando muchas copias falsas para que así sea más difícil encontrar la buena.

Pero lo que más me ha llamado la atención es la publicación de los salarios de los altos ejecutivos. Que por cierto, el 94% son hombres y el 88% blancos. Hay 17 personas que cobran más de un millón de dólares al año, que al cambio actual son 814.000 euros y los dos que más ganan son tres millones de dólares que al cambio son 2.442.000 euros. Para entender un poco este escandaloso salario nos conviene compararlo con otros. En Estados Unidos un abogado suele ganar en promedio unos 70.000 dólares al año, un médico unos 100.000 y un científico unos 30.000. El científico con un doctorado y varios postdocs puede ganar más, pero generalmente va a ser el que más formación tenga y el que menos gane. En cualquier caso, todos estos salarios están muy alejados del millón de dólares que ganan los ejecutivos de Sony. Y mucho más alejados de lo que ganan las estrellas de Hollywood, que pueden ganar 45 millones de dólares al año, como Leonardo DiCaprio ó 18 millones como Cameron Diaz.

Salarios de 17 ejecutivos de Sony que ganan más de un millón de dólares al año.

Y yo que me creía lo que tantas veces nos repiten: que las industrias culturales, de las que Sony es una de las empresas más representativas, estaban perdiendo dinero debido a la piratería de sus películas. Pues la verdad. Ese salario no indica que están perdiendo dinero. Más bien todo lo contrario. Lo que indica es que están ganando dinero a montones y por eso se pueden permitir pagar a sus ejecutivos y a las estrellas de cine esos salarios escandalosos.

En España, los que tienen la suerte de ser mileurista ganan 14.000 euros al año con las pagas extras. Con lo cual estos ejecutivos ganan entre 176 y 58 veces más que un mileurista en España. Es evidente que su salario sale del alquiler de las películas a las salas de cine de todo el mundo. Y estas salas de cine ponen unos precios para ver las películas que son escandalosamente altos. Por eso, los corsarios son esos ejecutivos que se ponen unos salarios tan abusivos.

Hace poco fui al cine para ver la película Torrente 5. Era un viernes por la tarde y la entrada me costó 7,89 euros. Para comparar mejor con los viejos tiempos lo pongo en pesetas que son 1.315. Y me quedo asombrado al comprobar el montón de pasta que es. Y el precio del día del espectador es 5,29 €, que son 881 pesetas. Y aquí mi sorpresa es mayor todavía. Porque cuando iba al cine entre los años 1995 y 1997 el día del espectador la entrada costaba 250 pesetas. O sea, que ahora cuesta tres veces y media más. Y teniendo en cuenta que los salarios actuales son parecidos a los de 1997 es evidente que el precio actual del cine está muy inflado. Y esta es la razón principal por la que la gente va menos al cine.

Por todos estos motivos es inadmisible que las industrias culturales echen la culpa a la piratería de no ganar todo lo que quieren. Por eso, para vencer a la piratería  lo que deben hacer es reducir esos salarios millonarios que tienen tanto los ejecutivos como las estrellas de cine. Y hacer películas más baratas. De esta forma podrán alquilarlas a las salas de cine a menor precio. Por otra parte, las salas de cine tienen que reducir drásticamente el precio de las entradas. Si los salarios son los mismos que en 1997 entonces el precio del día del espectador debería costar 1,50 € y el precio del fin de semana 3 €. Y aquí ni siquiera estoy considerando la mejora en productividad que ha habido porque ahora un empleado corta las entradas para cuatro salas y antes había un empleado en cada sala.

Verán cómo de esta forma se volverán a llenar las salas. Y la prueba es que en las dos ocasiones en que el precio de la entrada ha sido 2,90 € las salas se han llenado. Pues más se llenarán si el día del espectador vale 1,50 €. Porque la realidad es que a los que nos gusta el cine seguimos prefiriendo una sala con pantalla grande, por más pulgadas que tenga la televisión de casa.

Anuncios

Publicado el diciembre 19, 2014 en Corrupción y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: