Archivos Mensuales: octubre 2015

Premio Nobel y derechos de autor. El entretenimiento premia a los muertos, la ciencia solo a los vivos

Rosalind Frankling hizo la fotografía que aportó la prueba decisiva para corroborar la hipótesis de la estructura de la doble hélice del ADN que propusieron Watson y Crick en 1953. Estos dos, junto con Wilkins recibieron el premio Nobel en Fisiología o Medicina en 1962. Sin embargo, Rosalind Frankling, que mediante estudios de difracción de rayos X hizo la fotografía clave, no recibió ese premio que merecía tanto o más que los otros tres. La razón es porque sólo pueden ser nominados al premio Nobel personas que estén vivas.

Rosalind Franklin y la fotografía 51 que demostraba la estructura de la doble hélice del ADN

Rosalind Franklin y la fotografía 51 que demostraba la estructura de la doble hélice del ADN

Y esto lo estoy contando para apreciar la gran diferencia que existe con el mundo de las letras y del entretenimiento. Yo sigo haciéndome de cruces cómo se concede el privilegio de los derechos de autor a los muertos. Y dura 70 años después del fallecimiento. ¿Es que estamos tontos o qué? Ah, no. Que nos toman por tontos. Esta es la única explicación posible. Porque no creo que John Lenon vuelva a componer. Ni tampoco me parece posible que Walt Disney vuelva a dibujar. PORQUE LOS MUERTOS NO COMPONEN NI DIBUJAN. Por mucho Halloween que sea.

Así que, señores políticos. A ver si acabamos con esta aberración. Si el premio Nobel sólo se concede a las personas que están vivas. ¿Por qué los derechos de autor se conceden a los muertos? Por eso deseo que los derechos de autor solo se concedan mientras el autor está vivo. Y puestos a pedir. Con 20 años de derechos de autor es suficiente. Seguro que así dinamizamos más la cultura. ¿Me escucharán? No creo porque los muertos no oyen. ¿O los muertos somos nosotros porque los políticos nunca nos escuchan?

Corruptos catalanes pretenden escapar a la justicia inventando un nuevo país

Yo soy muy novelero y por eso esta es la novela que me estoy inventando con lo que está pasando en Cataluña. El PP comenzó a ser descubierto en numerosos casos de corrupción. Como les encanta lo del “Y tú más” empezaron a contar lo que sabían de otras corrupciones. Y por ello rompieron el acuerdo mafioso de silencio por el cual el gobierno central dificultaba la investigación de la corrupción en Cataluña a cambio de que Jordi Pujol y Mas contuviesen a los independentistas. Estos supusieron que ahora el gobierno central estaba dispuesto a sacar a la luz la corrupción de Cataluña. Vieron que la mejor solución para no ir a la cárcel era incumplir las leyes españolas. Por eso se han lanzado a la independencia de Cataluña. En el nuevo país lo robado cuando era España será perdonado. Así se irán de rositas.

240px-Localización_de_Cataluña.svg

La independencia de Cataluña beneficiará a los políticos corruptos catalanes. No les importa llevarse entre las patas a los ciudadanos de bien catalanes. Por eso no es casualidad que el registro del documento para empezar la independencia haya coincidido con el registro a las casas de Jordi Pujol. Han conseguido su objetivo. En lugar de que nos informen del documento que presentó Andorra que prueba la corrupción del expresidente de Cataluña Jordi Pujol estamos hablando de la independencia de Cataluña.

Y un detalle que indica la trampa que intentan los independentistas. Si para cambiar la constitución hace falta el apoyo de 2/3 de la cámara, el mismo porcentaje sería necesario para escindir una parte del territorio nacional. Plantear la independencia con una mayoría simple es la estrategia de los políticos corruptos. De la misma forma que con mentiras llevan décadas cambiando la historia de España.

Propongo a los catalanes que no se dejen engañar por su clase política corrupta que los está engañando. Que comprendan que saldrán perjudicados y que los únicos beneficiados serán los que ya deberían haber entrado en la cárcel después de devolver todo lo robado. La independencia es un intento de los corruptos por evadir la cárcel.

Si tan bueno es el TTIP, ¿por qué lo mantienen en secreto?

SSVLa asociación transatlántica para el comercio y la inversión  (TTIP; Transatlantic Trade and Investment Partnership) está siendo objeto de discusión intensa en Estados Unidos y en Europa. Y eso a pesar de que sus promotores buscan mantenernos en la ignorancia. Abro los ojos como platos cuando leo que hay una sala secreta de seis metros cuadrados en la que enseñan unos pocos documentos a los eurodiputados. Que les quitan bolígrafo, papel y móvil y tienen que firmar un documento de confidencialidad antes de entrar. ¿Y todas esas medidas para qué? Para que no informen a los ciudadanos que les han votado para ser sus representantes. Para que los ciudadanos ignoren las leyes que van a gobernar su futuro.

¿Y las multinacionales, que están en el lado opuesto a los ciudadanos, también son mantenidas en la ignorancia? JA, JA, JA. Déjame que me ría bien alto. LOL. Por supuesto que no. De hecho los lobbies de esas multinacionales son los que están presionando para que se lleve a cabo este TTIP. Porque el TTIP proviene del deseo de las multinacionales y al Parlamento Europeo no parece preocuparle que perjudique a sus ciudadanos.

Por las pocas cosas que se han filtrado vemos que el objetivo del TTIP es permitir que las multinacionales puedan estar por encima de los estados (y de los ciudadanos que votan a esos gobiernos) para asegurar suculentos dividendos. Y si las leyes de un estado no les permiten ganar lo que ellos desean son libres para demandar al estado y eliminar esas leyes. Y por otra parte, quieren acabar con el estado del bienestar, como educación y sanidad, para privatizarlo y que sólo lo puedan disfrutar los que puedan permitírselo.

Porque lo que el sentido común nos dice: ¿si realmente fuese bueno para los ciudadanos lo mantendrían en secreto? La respuesta es sencilla. Si el TTIP fuese bueno para los ciudadanos promulgarían a los cuatro vientos sus bondades. Y si el deseo de mantenerlo oculto es tan grande que nuestros eurodiputados tienen que firmar un documento de confidencialidad de catorce páginas es porque es muy negativo para los ciudadanos y por ello les prohíben contárnoslo.

Por tanto. Si tan bueno es el TTIP que nos lo cuenten, y como adultos que somos lo analizaremos y veremos si es cierto. Y si no nos lo cuentan, pues fuera el TTIP. En su falta de transparencia está implícito que perjudica a los ciudadanos.