Archivos Mensuales: enero 2016

Los consejeros de Bankia deben pagar los 23.000 millones de euros

En una información más del escándalo de Bankia, parece que los pequeños inversionistas están de suerte porque El supremo anula la compra de acciones de Bankia por engaño. Es algo de justicia, pues efectivamente los dirigentes de Bankia falsearon las cuentas y por ello la gente se decidió a invertir.

Pero Bankia es una entidad de los españoles y por eso el desembolso lo tienen que hacer los ciudadanos a través de sus impuestos. Sin embargo, debería haber un responsable civil subsidiario. Y estos son los consejeros que dejaron de ejercer su función al ser comprados con las tarjetas black. Estos consejeros no deberían limitarse a devolver los 15 millones de euros que gastaron con dichas tarjetas. Deberían pagar los 1.840 millones de euros que posiblemente reclamarán esos accionistas, más los 23.000 millones de euros que necesitó Bankia para evitar la quiebra. Esa quiebra que llegó con su complicidad por no realizar su trabajo de supervisar a los directores y gestores de Bankia.

Esta es la única justicia que entiendo, pues su irresponsabilidad permitió que los ladrones de guante blanco metiesen la mano en la caja. Y todos ellos deberían estar en la cárcel hasta devolver el dinero.

Pero vivimos en un mundo en el que el que roba más de 10 millones de euros dice que el capitalismo tiene ciclos (David Bravo).

hurtar-menos-de-400-euros-es-falta-400-a-10-millones-es-delito-mas-de-10-millones-es-que-el-capitalismo-tiene-ciclos

Anuncios

Los ricos depredadores de Davos nos han estafado

Artículos como este: “Los ricos depredadores de Davos nos han estafado” son los que me han inspirado para escribir mi novela “Adiós a los monopolios”. Cada vez hay más pruebas de que los ricos más ricos compran a los políticos para que elaboren leyes a su medida. Y al parecer, vistos los resultados, los ciudadanos no podemos hacer nada para evitarlo. La Gran Depresión de los años 30 provocó que los políticos tomasen conciencia del peligro de los bancos y sistemas financieros si se les dejaba a su libre albedrío y por ello pusieron una serie de leyes para impedir que se repitiesen los abusos bancarios que condujeron a la bancarrota de muchos bancos y con ello a la Gran Depresión. Cincuenta años después empezaron a olvidarse de lo ocurrido y los políticos americanos comenzaron a derogar aquellas leyes. El resultado, al dejar suelta a la bestia, fue la Gran Recesión de 2007. Y como no se ha instaurado ninguna ley que nos proteja de la gran bestia de los Mercados financieros, posiblemente en breve tiempo llegaremos a una Gran Depresión. Por lo pronto, la porción más rica del planeta, la que controla las leyes, sigue haciéndose más rica a costa de las clases baja y media.

Y los políticos nos engañan cuando dicen que los ricos tienen que ganar dinero para que así repartan las migajas. Señores. Dennos el pan a nosotros, que ya veremos si damos de comer a los ricos.

estafador

Para evitar la evasión de impuestos hacia los paraísos fiscales, que es donde ocultan esos depredadores sus inmensos beneficios, la solución es sencilla si encontrásemos a unos políticos con valentía y que no hubieran sido comprados por estos ricachones. Toda empresa o persona que tenga cuentas en un paraíso fiscal y que pretenda enviar dinero a esos paraísos fiscales no podrá realizar negocios en Europa ni Estados Unidos ni en ningún país civilizado que de verdad quiera combatir esa lacra. Al no hacer negocios en nuestro país no les permitimos ganar dinero. De esta forma aplicamos la ley en nuestro país, que es donde tenemos jurisdicción. Porque ponernos a cerrar paraísos fiscales en los que no tenemos jurisdicción me parece un poco más complicado.

La propuesta que yo hago en “Adiós a los monopolios” puede ser utópica pero es la única forma que tenemos de conseguir un mundo mejor y acabar con los ricos depredadores que nos siguen estafando.