Archivos Mensuales: febrero 2018

El cambio de leyes y referéndum pro independencia debería contar con dos tercios de los votos

Cuando veo lo que está pasando en Cataluña me pregunto dónde ha quedado el sentido común. Ese sentido común que me dice que si para modificar el “Estatuto de Cataluña” son necesarios dos tercios de los votos, o sea, una mayoría cualificada; con mayor razón serían necesarios esos dos tercios de los votos para aprobar cualquier ley que intente empujar a la independencia de Cataluña. Que cualquier cambio de tanta envergadura que conduzca a la independencia de Cataluña del resto de España tiene que ser aprobado por una mayoría cualificada. Y si consiguen esos dos tercios en el parlamento para proponer un referéndum, a este también debe exigírsele que dos tercios de los votantes voten por la independencia.

Y esto es lo que hay que reclamar a los independentistas, que se les llena la boca diciendo que son muy demócratas. Y si no quieren cumplir esta norma democrática que se pongan otro nombre, pero que no usurpen el término demócrata; porque no lo eres si no cumples las leyes de la democracia.

Anuncios

Proposición de ley para que la corrupción no prescriba

Muchos españoles estamos hartos de que los corruptos no sean castigados porque para cuando se descubren sus fechorías y se demuestra su corrupción sus delitos ya han prescrito y se libran de la cárcel.

Esta semana Pablo Iglesias ha echado en cara a Mariano Rajoy que pretenda que algunos delitos no prescriban, pero no haya incluido el de la corrupción. Pues bien, aquí va una idea para conseguir que se apruebe en el parlamento una ley que haga que los delitos de corrupción no prescriban. Se presenta una proposición de ley para ser votada en el parlamento y se hace ver a sus señorías que los que voten en contra de poner una ley que haga que los delitos de corrupción no prescriban es porque son corruptos que no quieren ser condenados por sus delitos. Así se les avergüenza y conseguiremos que aprueben una ley que no les gusta. Quizás de esta forma lograremos disminuir drásticamente la corrupción en este país al quitarles el comodín de la prescripción; de la cual ya se han aprovechado varios delincuentes en este país.