Archivo de la categoría: Derechos de autor

Libro electrónico más caro que en papel

Algo falla en la distribución cuando un libro se vende al mismo precio en tapa blanda y en formato electrónico. Y por culpa de políticos retrógrados, y para añadir más leña al fuego, el PVP es más caro en formato electrónico que en papel con tapa blanda. Ya que los libros en papel tienen un IVA del 4% y en formato electrónico un 21%. “Viva la modernidad y los retrógrados que nos quieren mantener en el siglo XIX a toda costa”. Por esta razón, el libro “El señor Pip” en formato electrónico cuesta 5,5 €. El IVA son 1,15 € y por ello el precio final son 6,65 €. Y en la versión en papel con tapa blanda cuesta 5,75 €, el 4% de IVA suma 2,23 €, dando un precio final de 6 €.

El señor Pip en Amazon

¿Por qué hacen esto? Evidentemente porque la editorial no quiere que prospere el formato electrónico. Ya que estos son los costes que la editorial podría descontar en el precio del formato electrónico:

– Los 2 € que cuesta imprimir el libro y llevarlo a las librerías.

– Los 2 € que cobran los libreros con 30% de beneficio del PVP.

Por lo cual el precio del libro podría ser 1,5 €. Al cual habría que ponerle el 4 % de IVA, porque el libro es cultura tanto en formato electrónico como en papel. De esta forma el precio final sería 1,56 €. Y la verdad es que con esos precios no merece la pena ponerse a buscar el libro en mercados alternativos.

Normalmente el autor es el que menos tajada se lleva en el mercado del libro, al que sólo le dejan un 10%. Siguiendo con el razonamiento se me puede argumentar que al vender a 6 € el autor se lleva 0,60 € y al vender a 1,56 € sólo se lleva 0,15 €. Es cierto. Como también es cierto que el autor debería ser el que decidiese el precio del libro. Aquí se me ocurre una solución fácil. Se podría poner el precio del libro en 2 € y los 0,44 € adicionales deberían ir al bolsillo del autor, con lo cual el autor ganaría 0,60 €, del mismo modo que si fuese en formato de tapa blanda. O sea, que el autor debería cobrar, al menos, el 30% del PVP del formato electrónico. Y probablemente habría muchas más personas dispuestas a pagar 2 € que los 6,64 € que cobra actualmente Amazon, o los 6,99 que cobran en El Corte Inglés. Con lo cual el autor ganaría más dinero al tener mayor número de ventas.

Y ahora, nosotros como lectores, tendríamos que encontrar el tiempo para leer tanto libro a buen precio. Je, je, je.

En cualquier caso, siempre nos quedan las bibliotecas, en las que podemos seguir leyendo muy buenos libros. Y podemos socializar en el club de lectura comentando las peripecias del señor Pip y soñando con Grandes Esperanzas. Como las que yo tengo de que algún día los libros electrónicos tengan un precio razonable.

Nos vemos con el señor Pip está tarde en el club de Lectura.

Premio Nobel y derechos de autor. El entretenimiento premia a los muertos, la ciencia solo a los vivos

Rosalind Frankling hizo la fotografía que aportó la prueba decisiva para corroborar la hipótesis de la estructura de la doble hélice del ADN que propusieron Watson y Crick en 1953. Estos dos, junto con Wilkins recibieron el premio Nobel en Fisiología o Medicina en 1962. Sin embargo, Rosalind Frankling, que mediante estudios de difracción de rayos X hizo la fotografía clave, no recibió ese premio que merecía tanto o más que los otros tres. La razón es porque sólo pueden ser nominados al premio Nobel personas que estén vivas.

Rosalind Franklin y la fotografía 51 que demostraba la estructura de la doble hélice del ADN

Rosalind Franklin y la fotografía 51 que demostraba la estructura de la doble hélice del ADN

Y esto lo estoy contando para apreciar la gran diferencia que existe con el mundo de las letras y del entretenimiento. Yo sigo haciéndome de cruces cómo se concede el privilegio de los derechos de autor a los muertos. Y dura 70 años después del fallecimiento. ¿Es que estamos tontos o qué? Ah, no. Que nos toman por tontos. Esta es la única explicación posible. Porque no creo que John Lenon vuelva a componer. Ni tampoco me parece posible que Walt Disney vuelva a dibujar. PORQUE LOS MUERTOS NO COMPONEN NI DIBUJAN. Por mucho Halloween que sea.

Así que, señores políticos. A ver si acabamos con esta aberración. Si el premio Nobel sólo se concede a las personas que están vivas. ¿Por qué los derechos de autor se conceden a los muertos? Por eso deseo que los derechos de autor solo se concedan mientras el autor está vivo. Y puestos a pedir. Con 20 años de derechos de autor es suficiente. Seguro que así dinamizamos más la cultura. ¿Me escucharán? No creo porque los muertos no oyen. ¿O los muertos somos nosotros porque los políticos nunca nos escuchan?