Archivo de la categoría: YouTube

Comentarios relacionados con YouTube

YouTube, ¿cuándo vas a empezar a respetar a tus partners?

Recientemente he grabado una charla del concejal de cultura de Cadreita y profesor de Jesuitas: Jesús Nieva titulada “En busca de la felicidad”. En la charla nos resalta que los medios de comunicación dedican mucho tiempo a las noticias negativas y que las noticias y sentimientos positivos normalmente van unidos a los anuncios publicitarios. Y como ejemplo pone un anuncio de Coca Cola. Y lo que me ha llamado la atención y es la razón por la que estoy escribiendo este artículo es que Coca Cola reclama derechos de autor por su anuncio y con ello me impide monetizar el vídeo.

Es evidente que Coca Cola ha creado un material audiovisual y tiene el derecho de autor sobre ese material. Lo que me parece irónico es que una compañía de refrescos que gana su dinero vendiendo esos refrescos quiera monetizar mi vídeo. ¿Pondrán anuncios de Coca Cola al comienzo del vídeo y así le saldrán más barato porque recupera una parte al monetizar mi vídeo?

Sin embargo, esto me trae a la mente algo que compruebo continuamente. La gran discriminación que hay en YouTube. El canal de YouTube TeleCadreita es partner de YouTube. Cuando quiero monetizar un vídeo me preguntan por activa y por pasiva si tengo todos los derechos del material que estoy subiendo. Si poseo el derecho del audio completo de mi vídeo y de todas las imágenes. Y si no es así no me dejan monetizar el vídeo. Y es tan abusivo que un vídeo de dos horas que tenía al final 30 segundos de una canción de un disco la monetización iba para la discográfica. Lo que hice fue eliminar el vídeo, quitar esos 30 segundos, renderizar de nuevo el vídeo y volver a subirlo. Mucho trabajo por unos céntimos, pero quise hacerlo como demostración de que la monetización cambiaba de bando sólo por 30 segundos.

En el vídeo “En busca de la felicidad” el anuncio de la Coca Cola forma parte de la charla, por lo cual no lo puedo quitar. Pero es un ejemplo más del abuso de una gran empresa. Y su actividad principal ni siquiera se dedica a los medios audiovisuales.

Por eso, YouTube, ¿cuándo vas a empezar a respetar a tus partners? Si a mí me exiges los derechos de audio e imagen de todas las partes de mi vídeo lo mismo debes exigir a esas grandes empresas. Y cuando los derechos estén repartidos, lo correcto es repartir el dinero de la monetización. Ya está bien de que las discográficas y Coca Cola se lucren con mi trabajo.

Anuncios

Orchard Music y el copyfraude

Ahora que estoy orgulloso de haber superado los 1000 vídeos en YouTube comienza de nuevo uno de los problemas que se repiten en YouTube: el copyfraude. No me gusta usar neologismos pero esta palabra define bien lo que pasa con frecuencia en YouTube. Hay empresas que hacen fraude usando el copyright como excusa. Una de estas es Orchard Music. Y cuando escribes en un buscador Orchard Music copyfraud aparecen infinidad de páginas que muestran que no soy el único que está sufriendo un fraude como se puede leer aquí y aquí. Y también hay muchos vídeos hablando sobre el problema como este, este otro o este también entre muchos otros.

¿Qué es lo que hace Orchard Music? En mi caso lo que ha hecho es poner una reclamación en tres vídeos que subí hace algún tiempo porque asegura que tiene el copyright de una canción que se llama Harmony, la cual tiene licencia Creative Commons BY.

Harmony con licencia Creative Commons BY, que permite su uso incluso comercialmente

Harmony con licencia Creative Commons BY, que permite su uso incluso comercialmente

O sea, que se apodera de una canción que es libre y que se puede utilizar incluso comercialmente. Pero es que por las normas de las licencias Creative Commons sí puedes cambiar las condiciones de tu obra, pero entonces ya no puedes usar una licencia Creative Commons. Sin embargo, la canción que me reclama Orchard Music ahora tiene una licencia Creative Commons no comercial tal como puedes ver en este enlace. Por tanto, Orchard Music no está cumpliendo las leyes de las licencias Creative Commons.

Harmony Reloaded ha cambiado la licencia Creative Commons original y ahora es no comercial. Este cambio supone un transtorno a los usuarios de esta música

Harmony Reloaded ha cambiado la licencia Creative Commons original y ahora es no comercial.
Este cambio supone un transtorno a los usuarios de esta música

Alguien puede decir, pues quita la canción y ya está. Bueno, pues esto es lo que he hecho con otro vídeo que estoy subiendo. Todas las canciones del vídeo tienen licencia CC –BY que permite su uso comercial. Al subirlo la primera vez me reclamó porque aducen derechos en dos canciones. Como todavía no le había dado al botón de publicar decidí quitar el vídeo de YouTube, quité las dos canciones puse otras dos libres comercialmente y volví a subir el vídeo. Me molestó que ahora reclamase otra canción que ya estaba en el vídeo la primera vez. Le he quitado esa canción y lo he subido por tercera vez. De momento no marca reclamación por copyright.

Aquí me molestan varias cosas. Si había 3 canciones que iban a reclamar porque no las reclamaron las 3 a la vez. A no ser que el objetivo fuera cansarnos para quedarse ellos las perras. Y la otra cosa que me molesta es que no tengo ninguna seguridad de que pueda seguir usando las canciones que tengo catalogadas en una carpeta como libres comercialmente. Precisamente para no tener estos problemas es  por lo que las licencias Creative Commons afirman que NO se pueden cambiar. Pues de lo contrario carecemos de una seguridad a la hora de elaborar los vídeos. Por eso ahora, siempre que puedo, cuando pongo un trozo de vídeo a cámara lenta, como el sonido original se distorsiona, lo que hago es describir lo que está pasando en la escena con mi propia voz. Así nadie viene a reclamar nada en los vídeos que tanto trabajo me cuesta editar.

Y si la música Creative Commons me está dando problemas últimamente, la que tiene copyright es un abuso y una burla. Cuando empecé a subir videos a YouTube a veces subía alguno con música conocida. Era muy desgradable comprobar cómo al cabo de un tiempo te dejaban muda una parte del vídeo y después te dejaban mudo el vídeo completo. Y la única solución hasta ahora es eliminar el vídeo, cambiar la música, renderizar el vídeo y volverlo a subir. Por eso yo pido que YouTube muestre una lista de canciones que van a dejar tu video mudo. Así ya sabemos qué canciones no tenemos que incluir en nuestros vídeos. Esto se llama transparencia. Porque lo que están haciendo ahora es torearnos.

Y quiero aprovechar para resaltar una vez más lo que ya he dicho en otras ocasiones. Es un abuso que las discográficas se queden con todos los céntimos de los anuncios de un vídeo. Es un claro desprecio al trabajo de los partners de YouTube. El sentido común nos dice que por mucho copyright que tengan esas discográficas, si los usuarios de YouTube no graban unas imágenes interesantes y se toman la molestia de editarlo y subirlo a YouTube no tendrían la posibilidad de poner un anuncio. Lo justo sería que se repartiese el dinero entre los que tienen los derechos del audio y los que tienen los derechos de las imágenes. En este momento parece utópico, pero estoy seguro que en algún momento YouTube tendrá que admitir esta evidencia. De la misma forma que ahora nos dejan compartir los céntimos que genera un vídeo cuando cantamos una canción. Pues la SGAE puede tener los derechos de  la composición de una canción, pero si la interpreto yo, es evidente que no tiene los derechos de mi interpretación. Ha costado unos años, pero esto ya se ha conseguido.

Si para monetizar un vídeo me preguntan si estoy seguro de tener el copyright de tanto el audio como las imágenes; la misma pregunta se debería hacer a las discográficas. Pero hasta ahora las discográficas son unas privilegiadas que pueden monetizar vídeos sin tener el copyright de las imágenes. Y de esto estoy bien seguro porque yo no les he firmado nada.

ACTUALIZACIÓN

Hoy he aterrizado por casualidad en el vídeo en el que hice la apelación hace tres días y me ha sorprendido ver que estaba monetizado. He mirado los otros dos vídeos que tenían la misma canción y que había sido rechazada la impugnación y he visto que también estaban monetizados. Así pues, el viernes hice la apelación y hoy lunes ya habían quitado la reclamación por copyright. Pero ni un mensaje para avisarte. En cualquier caso, encantado de que se haya resuelto rápidamente. Y la prueba de que es un fraude consentido por YouTube, pues no los castiga y los elimina del sistema. Sin embargo, a los partners sí nos amenaza con echarnos. Evidentemente hay dos formas de medir, como he recalcado a lo largo del post. Las discográficas tienen unos derechos que no se merecen.

Sanfermines, Youtube y la Tremolina

En los sanfermines de este año fui a ver una corrida de toros. Llevaba una cámara Sony DCR 58, que es la típica de un turista, y no es muy grande. Empecé a grabar la corrida, y como nadie me lo impidió, y a pesar de no llevar el trípode, decidí grabar toda la corrida con la intención de ponerla en la televisión local TeleCadreita.

No estaba muy seguro de subirlo a YouTube, pues pensé que la Casa de Misericordia, dueña de la plaza de toros, me prohibiría hacerlo. Sin embargo, pensé, si la ley no me permite subir una corrida que yo mismo he grabado (es algo que desconozco) y la casa de Misericordia retira el vídeo o monetiza mi vídeo, pues no me quejaré.

¿Considera la SGAE que tiene los derechos exclusivos de la tremolina que se monta en la plaza de toros de Pamplona?

Y tal como sospechaba, ha habido una reclamación de copyright. Pero la reclamación no viene de la empresa dueña del espectáculo, sino de varias sociedades de gestión, entre las que está la SGAE, pues me reclama: “One or more music publishing rights collecting societies”. El título de la composición musical que administran es Tremolina. He tenido curiosidad por saber qué canción es ésta y he buscado en el mismo YouTube, pero no la he encontrado. He hecho una búsqueda general en Google y en el primer enlace me ha aparecido la definición de Tremolina: Bulla, confusión de voces y personas que gritan y enredan. Y entonces me he quedado con la boca abierta. Acabo de aprender una nueva palabra y entender perfectamente su significado. El follón y la bulla que se monta durante la corrida de toros en los sanfermines es una tremolina. Y a lo que parece alguien lo ha grabado, lo ha registrado en la SGAE, la cual lo ha metido en la base de datos del ContentID, y ya ha empezado a monetizar mi vídeo de la corrida de sanfermines.

¿No hay controles para impedir estos abusos? ¿No debería haber alguien que decida que la tremolina que se forma cuando se juntan miles de personas no puede tener copyright?

He reclamado diciendo que en mi vídeo no hay ninguna composición musical llamada Tremolina. Que Tremolina significa Bulla y confusión de voces; y que si alguien ha registrado como propio el ruido que hace un montón de gente eso es un abuso de las leyes del copyright ya que eso lo puede hacer cualquiera sin esfuerzo.

Image

Le digo a YouTube que nadie tiene derecho a registrar la tremolina como algo propio

 

 

Después de darle al botón de enviar me ha salido un mensaje diciendo: ¿estás seguro? ¡¡Qué miedo me ha entrado!! Me dicen que pueden cerrar mi cuenta. Siguen con la táctica de meter miedo. Claro que me molestaría que me cerrasen la cuenta, pues el vídeo de la corrida es el número 200. Y en todos los vídeos pongo una pequeña descripción en el cuadro que hay para ello, con lo cual perdería el montón de horas de trabajo que he metido en los últimos 15 meses. Pero lo de la Tremolina me ha llegado al alma. Son abusones y me están llamando tonto. Y esto para mí es como si a Marty McFly le llamasen gallina.

Comentario en post de Enrique Dans sobre los abusos del copyright en YouTube

Una prueba más del abuso de YouTube, las discográficas y las sociedades de gestión como la SGAE es lo que nos hacen a los partners. Para incentivar que subamos vídeos y que no reclamemos por los anuncios que ponen sobre nuestros vídeos nos prometen unos céntimos por cada click sobre el anuncio. El abuso manifiesto y descarado es que yo, como partner tengo que demostrar que tengo los derechos sobre todo el audio y todas las imágenes para poder monetizar el vídeo (cobrar unos céntimos). Por ejemplo, cuando YO grabo el concierto del grupo MALA VELA, que son del pueblo y tienen canciones propias, y YO edito el vídeo, y por tanto poseo el derecho de las imágenes, no me dejan monetizar el vídeo hasta que les presente una autorización por escrito de los miembros del grupo (estoy esperando a que me lo entreguen firmado), especificando que me autorizan a usar el audio de sus canciones. El vídeo queda sin anuncios. Sin embargo, a las discográficas y SGAEs se les concede el derecho a monetizar mi vídeo con sólo tener los derechos de una parte del vídeo. No importa si la canción suena de fondo en la plaza del pueblo y no lo he grabado intencionadamente. Porque yo, desde luego, no les he firmado ninguna autorización para usar mis imágenes.

Parece que van de perdonavidas. Es como si su propuesta fuese, nos robamos las ganancias que tu trabajo genera, y a cambio permitimos que tu vídeo esté disponible. Eso sí, sólo en los países que a nosotros nos dé la gana.

Yo propongo en este post de mi blog: YouTube y sus condiciones abusivas que la mitad de los céntimos vayan a los que reclaman los derechos de las canciones y la otra mitad vaya a los que tenemos los derechos de las imágenes del vídeo. ¿Me dirán que esta propuesta es abusiva? ¿O va a resultar que sólo las grandes multinacionales, que son las que tienen la mayoría de los derechos de autor, pueden ganar dinero? Al fin y al cabo, llevan décadas llevándose toda la pasta y dejando un mísero 10% a los autores.

Este es un comentario al artículo de Enrique Dans Los infinitos abusos del copyright (y la escasa voluntad para ponerles coto).

YouTube y sus condiciones abusivas

Debido al trabajo que he estado realizando los últimos 13 meses como director de la televisión local de Cadreita: TeleCadreita; estoy haciendo muchos vídeos y subiendo casi todos ellos a YouTube. Por eso la cuenta TeleCadreita ha pasado de tener 5 vídeos a tener 195 vídeos. Me gusta editar los vídeos, en lo posible, por lo cual me he buscado una tarea a tiempo completo (aunque la mayor parte de las horas las meto voluntariamente). Al subir tantos vídeos me convertí en partner de YouTube, y apunté el canal TeleCadreita al programa de anuncios, de tal manera que te dan algunos céntimos cuando el usuario hace click en un anuncio que acompaña a tu vídeo. Me pareció fantástico, porque pensé que así recibiría algún dinero por el enorme esfuerzo que estaba haciendo al editar los vídeos y subirlos a YouTube. La sorpresa comenzó cuando empezaron a llegar notificaciones de copyright. Esto básicamente quiere decir que alguien reclama tener los derechos de una parte de tu vídeo. Y sólo por eso YouTube decide que mi canal, TeleCadreita, no va a recibir los céntimos de los anuncios, sino que esos céntimos van a ir a quién ha reclamado. ¿Y esas compañías discográficas y sociedades de gestión de autores piden justicia? ¿Qué hay de justo en la forma de actuar de YouTube? Aquí hay un doble rasero. A mi canal se le exige que tenga los derechos de todo lo que suba: audio, imágenes, etc, para cobrar los céntimos de los anuncios. Sin embargo, al que reclama el copyright de una canción que he puesto en mi vídeo le concede esos céntimos. Y una cosa es evidente. La empresa o sociedad de gestión que hace la reclamación del copyright no tiene todos los derechos del vídeo. Y esto lo tengo claro porque todas las imágenes de los vídeos que subo están grabados por mí o alguno de mis colaboradores. Y por tanto, TeleCadreita tiene el copyright de la imagen de esos vídeos. Por eso, en justicia, a esa empresa que hace la reclamación también deberían exigirle todos los derechos del vídeo para cobrar los céntimos.

De aquí se deduce que hay empresas que se están lucrando con mi trabajo. Pues paso unas 70 horas a la semana grabando vídeos, editándolos y subiéndolos a YouTube. (También los pongo en rotación en el ordenador a través del que se emite para la televisión local de Cadreita). Yo no soy abogado como  David Bravo, y no sé si me están hurtando al lucrarse con mi trabajo. Aunque mi sensación es que me están hurtando, porque ellos se llevan todos los céntimos y a mi canal TeleCadreita no le dan nada. Enrique Dans trató el tema de YouTube recientemente al hablar del vídeo de la NASA que YouTube retiró sin indagar quién tenía los derechos y recalcó el doble rasero de YouTube. Por eso sospecho que incluso alguna empresa hace reclamaciones falsas para llevarse los céntimos (Es mi opinión y no tengo evidencias).

Las citadas empresas dirán: ¡pues no pongas nuestra música! ¡¡¡Y eso es lo que intento muchas veces!!! Por eso suelo poner música creative commons, que incluso me permite ganar dinero, tal como serían los céntimos que da YouTube por los anuncios. Pero, como ya he dicho, TeleCadreita es un canal de televisión local y graba los acontecimientos más relevantes del pueblo, la aurora cantando en la Iglesia, la banda municipal de música, las fiestas del pueblo con la charanga tocando por las calles y en la plaza con las vacas. Por eso fue muy frustrante cuando al vídeo de la procesión de San Isidro le puse música creative commons libre comercialmente, e hice la atribución en la caja de descripción del vídeo, tal como requiere la licencia y me encontré con la sorpresa de que había una reclamación de copyright de una o varias sociedades de gestión de derechos por la canción “The sound of silence”, autor: Old friends: live on stage. Hasta hoy no me había dado cuenta de que este es el padre nuestro que se canta durante la misa. El mismo tipo de reclamaciones surgen cuando grabo a la banda municipal de música.

Ya está bien de que entreguen la parte del dinero que me corresponde a esas empresas abusonas, y encima vayan de perdona-vidas diciendo que esa reclamación de copyright no afecta al estado de mi cuenta. Porque sí, cuando te cruzas con una discográfica más abusona todavía quitan todo el audio de tu vídeo reclamado y te prohíben subir vídeos de más de 15 minutos. A mí me pasó y lo solucioné quitando el vídeo, reeditando el vídeo sin la canción reclamada y volviéndolo a subir.

¿Qué debería hacer YouTube? Lo que dicta el sentido común. Dividir los céntimos de la publicidad entre los que tienen los derechos de autor. La mitad para mi canal TeleCadreita, porque nosotros tenemos el copyright de todas las imágenes que grabamos y la otra mitad para los que reclamen alguna parte del audio.