Archivo del sitio

Los consejeros de Bankia deben pagar los 23.000 millones de euros

En una información más del escándalo de Bankia, parece que los pequeños inversionistas están de suerte porque El supremo anula la compra de acciones de Bankia por engaño. Es algo de justicia, pues efectivamente los dirigentes de Bankia falsearon las cuentas y por ello la gente se decidió a invertir.

Pero Bankia es una entidad de los españoles y por eso el desembolso lo tienen que hacer los ciudadanos a través de sus impuestos. Sin embargo, debería haber un responsable civil subsidiario. Y estos son los consejeros que dejaron de ejercer su función al ser comprados con las tarjetas black. Estos consejeros no deberían limitarse a devolver los 15 millones de euros que gastaron con dichas tarjetas. Deberían pagar los 1.840 millones de euros que posiblemente reclamarán esos accionistas, más los 23.000 millones de euros que necesitó Bankia para evitar la quiebra. Esa quiebra que llegó con su complicidad por no realizar su trabajo de supervisar a los directores y gestores de Bankia.

Esta es la única justicia que entiendo, pues su irresponsabilidad permitió que los ladrones de guante blanco metiesen la mano en la caja. Y todos ellos deberían estar en la cárcel hasta devolver el dinero.

Pero vivimos en un mundo en el que el que roba más de 10 millones de euros dice que el capitalismo tiene ciclos (David Bravo).

hurtar-menos-de-400-euros-es-falta-400-a-10-millones-es-delito-mas-de-10-millones-es-que-el-capitalismo-tiene-ciclos

Anuncios

Los ricos depredadores de Davos nos han estafado

Artículos como este: “Los ricos depredadores de Davos nos han estafado” son los que me han inspirado para escribir mi novela “Adiós a los monopolios”. Cada vez hay más pruebas de que los ricos más ricos compran a los políticos para que elaboren leyes a su medida. Y al parecer, vistos los resultados, los ciudadanos no podemos hacer nada para evitarlo. La Gran Depresión de los años 30 provocó que los políticos tomasen conciencia del peligro de los bancos y sistemas financieros si se les dejaba a su libre albedrío y por ello pusieron una serie de leyes para impedir que se repitiesen los abusos bancarios que condujeron a la bancarrota de muchos bancos y con ello a la Gran Depresión. Cincuenta años después empezaron a olvidarse de lo ocurrido y los políticos americanos comenzaron a derogar aquellas leyes. El resultado, al dejar suelta a la bestia, fue la Gran Recesión de 2007. Y como no se ha instaurado ninguna ley que nos proteja de la gran bestia de los Mercados financieros, posiblemente en breve tiempo llegaremos a una Gran Depresión. Por lo pronto, la porción más rica del planeta, la que controla las leyes, sigue haciéndose más rica a costa de las clases baja y media.

Y los políticos nos engañan cuando dicen que los ricos tienen que ganar dinero para que así repartan las migajas. Señores. Dennos el pan a nosotros, que ya veremos si damos de comer a los ricos.

estafador

Para evitar la evasión de impuestos hacia los paraísos fiscales, que es donde ocultan esos depredadores sus inmensos beneficios, la solución es sencilla si encontrásemos a unos políticos con valentía y que no hubieran sido comprados por estos ricachones. Toda empresa o persona que tenga cuentas en un paraíso fiscal y que pretenda enviar dinero a esos paraísos fiscales no podrá realizar negocios en Europa ni Estados Unidos ni en ningún país civilizado que de verdad quiera combatir esa lacra. Al no hacer negocios en nuestro país no les permitimos ganar dinero. De esta forma aplicamos la ley en nuestro país, que es donde tenemos jurisdicción. Porque ponernos a cerrar paraísos fiscales en los que no tenemos jurisdicción me parece un poco más complicado.

La propuesta que yo hago en “Adiós a los monopolios” puede ser utópica pero es la única forma que tenemos de conseguir un mundo mejor y acabar con los ricos depredadores que nos siguen estafando.

Ya falta menos para la tasa Tobin

Parece que ya falta menos para que se imponga la tasa Tobin en Europa. O no. Porque hace ya casi tres años que anunciaron que Europa activaba este impuesto a las transacciones financieras con el objetivo de regular los flujos de dinero especulativo y todavía están pactando las líneas básicas. Me pregunto cuál es la dificultad de llegar a un acuerdo. Y la única respuesta que encuentro es que no saben cómo perjudicar lo menos posible a la gente que financia sus campañas electorales.

TASA-TOBIN2

En la economía de calle estamos familiarizados con pagar un impuesto cada vez que compramos un producto o contratamos un servicio. Y este impuesto va desde el 4% hasta el 21%. Por eso me llevé una gran sorpresa cuando descubrí que alguien puede estar comprando y vendiendo acciones continuamente sin pagar impuestos.

Yo no tengo inconveniente en que alguien compre y venda acciones las veces que quiera. Pero si cada vez que compro un litro de leche tengo que pagar impuestos, del mismo modo quiero que cada vez que alguien compra una acción pague un impuesto.

El razonamiento no parece muy complicado. ¿Por qué entonces tanto retraso en la aplicación? ¿Y por qué sólo se aplicará en 10 países? Lo correcto es que se aplique en toda Europa y se aplique desde ya. De lo contrario pensaré que el retraso se debe a que las personas que nos gobiernan no quieren cobrar impuestos a los que se enriquecen sin aportar algo tangible a la economía real. Quizás porque financian sus campañas electorales.

Porque le llaman rescate a Grecia, cuando es rescate de los bancos europeos, sobretodo alemanes

Estos días hay mucho ruido mediático por el atrevimiento de Alexis Tsipras, líder de Syriza y nuevo presidente de Grecia, al decir que no va a pagar la deuda y ha promovido nuevas leyes para aumentar el gasto público de su país. En realidad su objetivo es auditarla y reestructurarla. Y tiene sentido auditarla porque gran parte de la deuda griega proviene de la corrupción política. El objetivo debería ser averiguar qué empresas o personas han provocado esta deuda y que sean ellos los que paguen.

Uno tiende a pensar que en el rescate que hizo la Troika a Grecia se le prestó dinero al país. Porque la forma en la que hablan los grandes medios de comunicación así lo dan a entender. Y por eso yo no entendía que si le habían prestado dinero, Grecia siguiese con problemas y sus ciudadanos lo estuvieran pasando tan mal. La realidad es que fue un rescate a los bancos europeos, principalmente alemanes. El premio Nobel de Economía  Joseph E. Stiglitz lo explica estupendamente. La Troika se limitó a comprar la deuda que estaba en manos de bancos privados y de esta forma salvó el culo de esos bancos que habían prestado dinero sin hacer adecuadamente sus cálculos de riesgo. Y ahora ya no arriesgan los usureros sino todos los ciudadanos europeos. Aquí algún político debería responder por qué se salva a la banca privada con el dinero de todos los europeos.

Lo más curioso es que los alemanes, que según ellos son muy meticulosos y hacen las cosas muy bien son los grandes culpables de esta crisis que no cesa, y a la cual ya le podemos llamar “La segunda gran depresión”. A través de sus fábricas obtuvieron muchos beneficios, pero en vez de gastar ese dinero comprando productos de los países a los que exportaban decidieron guardarlo en sus bancos. Y estos bancos empezaron a prestar dinero a bancos de otros países. De este modo invirtieron en fondos de inversión que estaban llenos de hipotecas subprime de Estados Unidos. Y también invirtieron mucho en hipotecas de dudoso cobro en España. Es fácil deducir que si los alemanes no hubieran puesto dinero en Estados Unidos ni España, el número de hipotecas vendidas hubiera sido drásticamente menor, los precios de la vivienda no hubieran subido tanto. El llamado milagro económico español no se hubiera producido. Y no hubieran llegado cuatro millones de inmigrantes a construir unas casas que no hacían falta. Porque se hicieron llegar a los inmigrantes para que los salarios de la clase trabajadora no subieran.

Y como los bancos alemanes son los que prepararon esta crisis fueron los primeros en descubrir las pérdidas en sus balances. Por ello el gobierno alemán los rescató como puedes leer aquí y aquí. Entre 2008 y 2009 se gastó casi medio billón de euros que tienen que pagar los ciudadanos alemanes con sus impuestos.

BUNDESBANK2

En lo que yo entiendo de todo este galimatías es que los bancos empezaron a prestar dinero sin hacer los oportunos análisis de posibles impagos. Cuando la realidad demostró que el porcentaje de impagos era muy grande y que conducía a la ruina del banco llamaron al estado para que los rescatase. Y la excusa del estado para ayudar a estos bancos que no hicieron bien su trabajo es decir que son demasiado grandes para dejarlos caer y pueden hundir el sistema financiero.

Pues yo pienso que había que haber dejado caer a todos los bancos que no se sujetasen por sí mismos. De esta forma sus accionistas exigirían responsabilidades a los ejecutivos que hicieron mal su trabajo. Y si con esas caídas se hunde el sistema financiero, ¿qué diferencia habría con la caída del estado de bienestar que está habiendo ahora? Por lo menos tendríamos el consuelo de que los ricos también lloran.

Si el modo de actuar de los políticos es que si un banco es demasiado grande no se le puede dejar caer y tiene que ser rescatado por el estado. ¿Con qué propósito se hizo la concentración de varias cajas de ahorros en Bankia? ¿Para forzar su rescate? Y la pregunta de los 23 mil millones. ¿Cuándo recuperaremos los españoles ese dinero? ¿Cuándo veremos entrar en la cárcel a los culpables?

Castigar la negligencia de gerentes bancarios y políticos con cárcel

Recientemente he visto en la televisión y he leído en los periódicos cómo la sección segunda de la audiencia de Valencia ha condenado a cárcel a tres sanitarias por dar una sobredosis mortal de quimioterapia. O sea, por una negligencia médica. Esto está tipificado como delito desde que se publicó en el BOE del 24 de noviembre de 1995. Se puede leer en el artículo 142, puntos 1 y 3 que será castigado con cárcel cuando la imprudencia médica dé como resultado la muerte. Y el artículo 149 indica que habrá cárcel cuando se produzcan lesiones graves.

Esto es así y lo marca la ley. De tal manera que cuando se demuestra que hay una imprudencia médica todos los ciudadanos saben que ese sanitario terminará en la cárcel. Y además se le castigará con inhabilitación para ejercer su profesión durante un cierto periodo de tiempo.

Estos hechos me han hecho recordar la época en que hice mi tesis en el servicio de genética del hospital Virgen del Camino. Como parte de mi formación colaboraba en el análisis citogenético de muestras. Siempre teníamos un cierto temor a lo que pudiera ocurrir por un error en nuestros análisis. Y hay que decir que analizar un cariotipo es una cosa compleja, para lo que necesitas una formación específica. Todavía recuerdo el dolor de ojos que tenía después de pasar muchas horas mirando a través del microscopio.

Así, pues, un sanitario siempre tiene un cierto temor a las consecuencias que se puedan derivar de un error en algunas de sus actuaciones. Y este pensamiento lo he enlazado con otras noticias que llenan nuestra actualidad. Como por ejemplo que los contribuyentes vamos a perder el 25% del dinero inyectado a los bancos. ¡Ya dan por perdidos 36.000 millones! Y al leer esto sólo puedo pensar una cosa. Que los gerentes de los bancos han tenido que cometer muchos errores para generar semejantes pérdidas. Y si un juez analizase esos errores seguro que encontraría negligencias en las prácticas bancarias. Porque me parece una negligencia autoevidente que el gerente de un banco conceda una hipoteca para comprar un piso por un valor superior al que ese piso tiene en el mercado. Si su defensa es que lo hacían porque se esperaba que el precio subiese, yo les digo que eso es pura especulación. Y dirigir un banco en el día a día mediante la especulación es una clara negligencia bancaria. Y la prueba de que la negligencia bancaria lleva al desastre lo tenemos en la crisis que están padeciendo Europa y Estados Unidos, y particularmente España.

Y después me he acordado del aeropuerto de Castellón. Lleva más de 2 años inaugurado, pero no se sabe cuándo comenzarán a aterrizar aviones. ¡Es un ejemplo devastador de negligencia política! Y hay muchas otras que nuestros políticos están haciendo a lo largo de España.

Aeropuerto castellón

¿Y cuales son las consecuencias de que un gerente de un banco o un político cometan una negligencia? NINGUNA. NO LES PASA NADA. Esto, por supuesto, hace que tomen muchas decisiones sin sopesar las consecuencias de sus actos, pues saben que si se equivocan nunca irán a la cárcel. Es más. Es probable que se vayan a casa con un bono inmerecido aunque hayan provocado unas pérdidas millonarias en el banco. Lo cual nos lleva a la conclusión de que estos gerentes toman sus decisiones pensando únicamente en los bonos. Ya que si su decisión tiene éxito se llevan un gran bono y si su decisión lleva al fracaso y hundimiento de su entidad, igualmente se llevan un gran bono. Para que empiece a regenerarse el equilibrio en las decisiones que toman tienen que saber que a partir de ahora el fracaso puede llevarles a la cárcel si han actuado con negligencia.

Se debe generar un gran cambio. Del mismo modo que en 1995 se calificó como delito con pena de cárcel la negligencia médica; ha llegado el momento de que se califique como delito con pena de cárcel la negligencia de los gerentes de banco y de los políticos. Estoy seguro de que si son conscientes de que sus decisiones pueden llevarles a la cárcel, elegirán la decisión que sea mejor para sus accionistas y para los ciudadanos. (Y no la mejor para ellos, que es lo que han hecho hasta ahora).

Como en la actualidad son los políticos los que elaboran las leyes, sé que será laborioso conseguir que pongan una ley que castigue con cárcel la negligencia política. Pero con la presión suficiente se puede conseguir. Ya ven, hasta parece que va a ser delito la financiación ilegal de los partidos.