Archivo del sitio

Los ricos depredadores de Davos nos han estafado

Artículos como este: “Los ricos depredadores de Davos nos han estafado” son los que me han inspirado para escribir mi novela “Adiós a los monopolios”. Cada vez hay más pruebas de que los ricos más ricos compran a los políticos para que elaboren leyes a su medida. Y al parecer, vistos los resultados, los ciudadanos no podemos hacer nada para evitarlo. La Gran Depresión de los años 30 provocó que los políticos tomasen conciencia del peligro de los bancos y sistemas financieros si se les dejaba a su libre albedrío y por ello pusieron una serie de leyes para impedir que se repitiesen los abusos bancarios que condujeron a la bancarrota de muchos bancos y con ello a la Gran Depresión. Cincuenta años después empezaron a olvidarse de lo ocurrido y los políticos americanos comenzaron a derogar aquellas leyes. El resultado, al dejar suelta a la bestia, fue la Gran Recesión de 2007. Y como no se ha instaurado ninguna ley que nos proteja de la gran bestia de los Mercados financieros, posiblemente en breve tiempo llegaremos a una Gran Depresión. Por lo pronto, la porción más rica del planeta, la que controla las leyes, sigue haciéndose más rica a costa de las clases baja y media.

Y los políticos nos engañan cuando dicen que los ricos tienen que ganar dinero para que así repartan las migajas. Señores. Dennos el pan a nosotros, que ya veremos si damos de comer a los ricos.

estafador

Para evitar la evasión de impuestos hacia los paraísos fiscales, que es donde ocultan esos depredadores sus inmensos beneficios, la solución es sencilla si encontrásemos a unos políticos con valentía y que no hubieran sido comprados por estos ricachones. Toda empresa o persona que tenga cuentas en un paraíso fiscal y que pretenda enviar dinero a esos paraísos fiscales no podrá realizar negocios en Europa ni Estados Unidos ni en ningún país civilizado que de verdad quiera combatir esa lacra. Al no hacer negocios en nuestro país no les permitimos ganar dinero. De esta forma aplicamos la ley en nuestro país, que es donde tenemos jurisdicción. Porque ponernos a cerrar paraísos fiscales en los que no tenemos jurisdicción me parece un poco más complicado.

La propuesta que yo hago en “Adiós a los monopolios” puede ser utópica pero es la única forma que tenemos de conseguir un mundo mejor y acabar con los ricos depredadores que nos siguen estafando.

Anuncios

Hacer que paguen impuestos las multinaciones

Uno de los argumentos de los medios AEDE para que Google les pague es que es una mala empresa que no paga impuestos en España. Si bien es cierto que no paga en España los impuestos que debería, ello no implica que ellos tengan que recibir ese impuesto. Sobre todo porque Google no es la única empresa que actúa de esa manera.

Desgraciadamente la viñeta expresa una gran verdad. En nuestra mano, presionando al gobierno, está el que hagamos pagar a las multinacionales los impuestos correspondientes a nuestro país.

El caso LuxLeaks ha puesto de manifiesto una vez más las estrategias que utilizan las multinacionales para evadir impuestos. Para entender un poco el asunto puedes leer este artículo publicado en El Confidencial. En esencia son fraudes que utilizan estrategias de matriz – filial para falsificar las cuentas y de este modo no pagar impuestos en el país donde se realizan los consumos a cambio de pagar un impuesto irrisorio en Luxemburgo. Por ejemplo, Disney declaró unos beneficios de 2.000 millones de euros y pagó solo 2,8 millones de impuesto. Esto es 0,14%. Estratosféricamente alejado del 29% que pagan las PYMES en Luxemburgo. O sea, pagó 207 veces menos que las empresas que realmente realizan actividad en el país.

Y los paraísos fiscales actúan de modo semejante. Tienen leyes de secreto bancario de tal manera que cuando un juez comienza a investigar en España no puede avanzar porque le ocultan información. Se habla de prohibir  los paraísos fiscales, pero esto es algo complicado de hacer. Yo había pensado que se prohibiese en España la actividad de empresas que tuvieran filiales o cuentas bancarias en paraísos fiscales. Pero aquí el problema es que la gente se enfadaría por no adquirir los productos de su deseo.

El Reino Unido ha propuesto cobrar el 25% de los beneficios que empresas como Google obtengan en el país. El problema es cómo determinar esos beneficios, pues las multinacionales falsean las cuentas.

El objetivo es conseguir que las multinacionales dejen de operar con paraísos fiscales y con países que hacen acuerdos secretos. Por eso mi propuesta es la siguiente. El gobierno debe cobrar el 25% de los ingresos de la filial española. Algunos dirán, es mucho. Sí. Pero lo pueden evitar con la transparencia de sus cuentas y dejando de operar en paraísos fiscales. ¿Y cómo definimos los paraísos fiscales? Pues como aquel país que tiene una ley de secreto bancario y que se niega a informar de las transacciones bancarias de sus clientes cuando se lo solicita un juez.

De esta manera los ciudadanos obtendrían los productos de su deseo y las multinacionales realmente pagarían impuestos en los países en los que sí desarrollan su actividad. Si todos los países de Europa, Estados Unidos y los principales países asiáticos pusieran esta ley probablemente los paraísos fiscales quebrarían por falta de clientela.