Archivos Mensuales: junio 2012

De profesión: aventurero

En este mi primer post lo primero que quiero decir es que mi nombre es Miguel Ángel Preciado. Llevo tiempo leyendo blogs de otra gente, especialmente de Enrique Dans. Me gusta escribir y por ello había pensado en comenzar yo mismo a escribir en un blog. Es sorprendente la de escusas que se puede poner uno para procrastinar. Pero al final, aquí estoy, escribiendo mi primer mensaje en el blog. Este es mi HOLA INTERNET, como se hace cuando se aprende a programar. Por cierto, simplemente afirmar que Internet es el mejor invento que ha habido para los pobres.

Muchos se preguntarán, y este tío porque titula su blog DE PROFESIÓN: AVENTURERO. Lo hago simplemente porque he tenido varias profesiones dispares y a veces me digo: si ahora en el DNI pusieran profesión, como ponía hace varios años, yo pondría DE PROFESIÓN: AVENTURERO. Y esto, sencillamente es porque ya no sé cual es mi profesión.

En mis mejores tiempos he trabajado como investigador en la University of Southern California en Los Angeles (EEUU) y en el Instituto de Biotecnología de la UNAM en Cuernavaca (México).
Este artículo sobre la  DNA MetilTransferasa 3a lo publiqué junto con los compañeros de la University of Souther California. Y de lo que más orgulloso estoy es de la publicación por primera vez de estos 1983 pares de bases del genoma humano. Aprovecho para mostrar aquí el artículo que publicamos con los compañeros de la facultad de Ciencias Biológicas de Valencia sobre el retrotransposon Tirant. Ahí hubo un despiste y se invirtieron mis apellidos. Y este artículo publicado con los compañeros del hospital Virgen del Camino de Pamplona sobre un caso con trisomía parcial del cromosoma 21.
En esos tiempos me creía alguien importante, la verdad. Pero después de unas cuantas decisiones equivocadas comenzó mi camino al infierno. Como parte de ese viaje trabajé como profesor de secundaria en un colegio de Acapulco (México). Pero no me gustaba dar clase y a los 4 meses lo dejé. Estuve 9 meses sin trabajo, que posiblemente fueron de los peores de mi vida y después seguí mi particular camino al infierno cuando me convertí en distribuidor independiente de OMNILIFE. Así, después de haber estado estudiando hasta los 32 años, de repente me convertí en un vendedor ambulante en el mercado central de Acapulco, para lo cual, obviamente no se necesita estudios. La verdad es que me sentía tan mal conmigo mismo que cuando mis clientes me preguntaban cual era mi profesión en España, yo les respondía que era agricultor. Lo cual era una verdad a medias, pues todos los veranos había estado ayudando a mi padre en el campo desde los 11 años hasta los 25. Lo cierto es que algo veían en mi forma de hablar que no les convencía porque se quedaban mirando con curiosidad. Como diciendo: ¿estás seguro?

Vendiendo vitaminas me fue bien, porque gané 2 coches, junto con mi pareja y cada año nos ganábamos el viaje internacional con los gastos pagados. Así estuve en Brasil y Argentina, en un crucero por el Caribe y en un crucero por el Mediterráneo. No obstante, la vida era dura porque el esfuerzo que tenía que hacer era enorme. Sin embargo, hice muy buenos amigos, los cuales me ayudaron mucho. De todas formas, a veces pienso que fui a América en busca de aventuras y las tuve. De hecho, cuando volví a España escribí un guión de cine contando mis aventuras americanas. Lo he titulado “Más que dos carretas”. Esto es una alusión a que dejé Estados Unidos para irme a México para vivir con la que era mi pareja. Ya es mala suerte, encontrarme a la única mexicana que no quiso irse a Estados Unidos. Y tampoco ha querido venir a vivir a España.

Volví a España en el 2006, justo cuando los narcos empezaron a pelearse la plaza de Acapulco. Pensábamos irnos de México de todas formas, pero con las balaceras aceleramos la salida. Fuimos a Chile para buscar gente que quisiera ser distribuidor independiente de OMNILIFE. Pero no nos fueron bien las cosas. A los 3 meses mi pareja se volvió a Acapulco y un mes después mi madre me mandó un billete electrónico en la ahora extinta Air Madrid y volví a mi pueblo, Cadreita, después de 7 años sin pisarlo. Había salido como un triunfador, que iba a hacer las américas como investigador y volvía como un fracasado. Durante un tiempo intenté vender vitaminas, pero así como en México vendía mucho, en España apenas me compraban algunos latinoamericanos.

Después encontré un trabajo como profesor de clases extraescolares, pero eran pocas horas a la semana. Así que cuando me salió trabajo como administrativo en una oficina lo cogí rápidamente. La verdad es que el trabajo en la oficina era tranquilo. Había algunos momentos de trabajo intenso, pero en general era llevadero. Pero llegó la crisis y con ello las dificultades para cobrar y la reducción de horas de trabajo. Así que el trabajo de la oficina pasó a mejor vida.

En el 2011, con el cambio de gobierno en el ayuntamiento me surgió un nuevo trabajo de manera inesperada. Director de la televisión local de mi pueblo: TeleCadreita. Esto supuso un reto desde el primer día, porque el anterior director de TeleCadreita apagó todos los aparatos. Pero al mismo tiempo yo me sentía como en mis viejos tiempos en que trabajaba en el laboratorio, ya que poner en funcionamiento TeleCadreita era ponerse a investigar cómo funcionan los aparatos, practicar la técnica del ensayo-error, mi favorita para averiguar para qué sirve cada cosa.

Cometí errores que van a quedar para la posteridad porque en un mes tuve que emitir en directo las vacas en las fiestas del pueblo. Hice numerosas pruebas, pero sólo después de las fiestas descubrí que la calidad de grabación era pésima. Pero poco a poco aprendí a manejar los aparatos e incluso fui haciendo innovaciones importantes. La más impactante, desde mi punto de vista, es que antes emitían un programa en directo y después ponían unas 2 horas de vídeos. Nosotros, sin embargo, seguimos emitiendo el programa en directo, pero luego ponemos unas 6 horas de vídeos y  los ponemos en rotación toda la semana. Así que ahora casi todo el mundo ve los vídeos, porque al estar en rotación es fácil pillar el vídeo que te interesa. Y los ancianos los ven una y otra vez.

Además también ponemos vídeos antiguos en la rotación, porque los hemos digitalizado. Es muy divertido comprobar cómo hemos cambiado en los últimos 20 años.

En TeleCadreita, además de director soy camarógrafo y el editor de los vídeos. Y también procuro subir todos los vídeos que grabo a YouTube.

Ya casi se me olvidaba. Mi otra gran pasión es la de ser escritor. Nunca lo he considerado como una profesión, pues nunca había publicado nada, a pesar de que tengo 4 novelas escritas y un guión de cine. Admito que no soy buen escritor. Pero no por eso dejo de escribir. Y de hecho, con la llegada de Amazon, incluso he publicado una novela. Se llama Pasión y fiesta. La escribí justo cuando terminé mi tesis doctoral y mientras esperaba la respuesta de la beca para irme a hacer un postdoc a Estados Unidos. En esta novela, mi alter ego hace un montón de cosas para ligar. Y hasta tiene éxito. Digamos que el protagonista consigue todo lo que yo no he sido capaz de conseguir en mi vida. Además, parte de la novela transcurre durante los sanfermines. Esta es la mejor fiesta del mundo. Y de hecho, en todos los países en los que he vivido la conocían, aunque en México le llaman la Pamplonada.

Si te interesa mi novela Pasión y fiesta, la puedes comprar por sólo 2,68 €.

En este momento sólo he vendido 8 copias y todavía no he cobrado mis ganancias porque todavía no he llegado al mínimo para que Amazon haga la transferencia. Sin embargo, ya me empiezo a considerar un escritor. Con lo cual, esta sería otra más de las profesiones que he tenido.

Así, pues, después de todas estas profesiones que he tenido me digo: yo DE PROFESIÓN: AVENTURERO

Anuncios